Durante el fin de semana también podrás descubrir algunos de los rincones más bonitos de la ciudad condal. Pasea por el barrio gótico y admira la arquitectura modernista del centro de la ciudad, coge una bicicleta y recorre el paseo marítimo de la Barceloneta o si eres más urbanita, apúntate al recorrido sobre street art.